Consejos para que tu comida de negocios sea un éxito

//Consejos para que tu comida de negocios sea un éxito

Al día de hoy son muchos los empresarios que se lanzan a hacer comidas de negocios en lugar de llevar a cabo dichas reuniones en su oficina. Y es que cada vez son más los que se dejan llevar por sus múltiples beneficios, en lugar de quedarse únicamente con lo clásico y formal. Las comidas de negocios te ofrecen ese hueco en la agenda que tanto te cuesta encontrar y permiten mostrar nuestra parte más humana en un ambiente más distendido, por lo que vienen de perlas a la hora de ganarse el afecto y la confianza de nuestros acompañantes. Claro que no solo se trata de asistir… Si quieres que tus reuniones de negocios en restaurantes siempre sean un éxito, ¡no te pierdas nuestros consejos para comidas de negocios!

Elige un buen lugar para la reunión

Ten siempre en mente que no vas a comer con tus amigos. Vas a hacer negocios. Sí, aunque la comida esté por medio. Por ello, es muy importante que te fijes en todos los detalles del restaurante que elijas antes de seleccionar la opción definitiva. Busca un lugar que destaque por su decoración, su servicio, su comida, pero, sobre todo, su localización. Haz ver a la otra persona que te preocupas por su comodidad, preguntándole sus preferencias gastronómicas y seleccionando un lugar que no le quede demasiado lejos.

El momento ideal para ofrecer tu invitación

Normalmente invitamos a alguien a una comida de este tipo porque tenemos algún tipo de interés a nivel de negocios con esa persona, por lo tanto, te toca a ti llevar la voz cantante. Piensa en una propuesta y plantéasela a la otra persona. Ten en cuenta que, en ocasiones, alguna gente prefiere tener los primeros contactos en la oficina y dejar las comidas de negocios para cuando ya haya más confianza o algún tipo de relación profesional formal ya establecida. Si tu invitado ofrece su oficina como respuesta, no insistas.

Socializa, disfruta y propón de forma breve y atractiva

Sí, lo sabemos. Tú has ido allí a hacer negocios. Pero no te olvides de cuál es el objetivo principal de la comida en compañía: socializar. Se supone que vais a disfrutar de ese momento juntos, por lo que los temas que saques deben ser en su mayoría coloquiales, siempre evitando caer en asuntos peliagudos, como la política o la religión. Por supuesto, no se trata de que dejes a un lado los negocios. Lo ideal es que prepares una presentación corta, pero atractiva de tu propuesta y luego retomes el hilo con la small talk. Claro que si ves que la otra persona se involucra en el tema y prefiere continuar con lo profesional, no te cortes en seguirle la conversación. ;)

Ofrécete a pagar si lo has invitado tú

En ocasiones, el momento de la cuenta se convierte en algo incómodo. Las dos personas se ofrecen a pagar y no hay consenso. Si estás buscando conseguir algo de esa persona y has sido tú quien ha hecho la propuesta, intenta pagar la cuenta. Quedarás bien con la persona y tal vez resulte en una oportunidad de tener una segunda reunión que venga de su parte.

¿Ya has hecho alguna comida de negocios en nuestro Restaurante Marisquería Lugar? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Contacto
2018-09-14T13:43:49+00:00 14 septiembre, 2018|Uncategorized|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies